28/10/11

Con Dios, ciudadano

A quién le importarán
tus deudas y tus deudores
o los achaques de tus mayores.
Así reviente el señor
de miedo y de soledad.
Con Dios, ciudadano,
ya te apañarás.
J.M. Serrat

"Los tres primeros ejecutivos de Bankia, recibirán una remuneración anual total de un máximo de 10,15 millones de euros. La media es de más de 280.000 euros mes por ejecutivo. El exvicepresidente de Caja España se ampara en su condición de trabajador de la entidad durante 33 años, 12 de ellos por cierto en excedencia como político, para justificar los 520.000 euros que percibirá por prejubilarse. La directora de Caja de Ahorros del Mediterráneo, María Dolores Amorós, acordó en noviembre de 2010 una retribución anual de 593.040 euros, y unos 30 días después, cerró su contrato y pactó con el presidente de CAM, Modesto Crespo, su pensión, con una prestación vitalicia asegurada de 30.791 euros al mes, lo que elevaría esta cuantía a 369.497 euros anuales."

El Roto
Se están comportando los bancos, en su relación con los estados, igual que se han comportado siempre en su relación con los ciudadanos. Toda la vida de Dios, los bancos te han echado una mano cuando no te hacía falta. En momentos en los que tu situación económica no requería de ayuda, ahí estaban ellos; sin problemas, lo que haga falta.
Si se te complicaba la cosa ya era otro cantar. No solo te retiraban la mano que te tendieron cuando no la necesitabas; además, si te cruzabas en su camino con esa mano zarandeaban tu frágil equilibrio.
Ahora está ocurriendo a nivel nacional. Cuando todos necesitamos de ellos, extienden la mano para pedir y zarandear a los estados. Cuando deberían arrimar el hombro y formar parte de la solución, se limitan a continuar siendo gran parte del problema.

Hoy me han llegado las comisiones de una cuenta que mantengo en la Caja Madrid desde tiempos inmemoriales. Comisiones antes casi inexistentes y que hoy a mí me han parecido un robo a mano armada. En ese momento me he acordado de Rodrigo Rato (lo reconozco: también de su familia) y de su sueldo millonario.
Hace tiempo que los Ratos, Botines, Zapateros y Merkeles decidieron que la factura de la crisis la pagábamos nosotros, el ciudadano de a pié. Lo han decidido unilateralmente. No nos han preguntado para bajar sueldos, para suprimir pagas, para quitar todo tipo de ayudas, congelar pensiones, subirnos comisiones y todo tipo de impuestos.
Solo han llamado a nuestra puerta y nos han requerido el pago de una factura que desconocíamos por completo que debíamos. Y además con muy malas formas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario